"The limitation of a maximum of 30 people at a funeral has caused a lot of pain ”

Funermostra interviewed Wouter van Aaken, member of the Association of Commerce of Certified Dutch Funeral Companies (BGNU).

How would you summarize in a few words the response that the sector has given to the health crisis of covid-19?

En un lado mucho dolor con las familias y una fuerte presión sobre todos los profesionales funerarios en las regiones afectadas. Por otro lado, creo que se ha potenciado la creatividad y ha habido mucho compromiso en todo el sector funerario.

Do you think the media has reported exactly on the sector? Do you think that society has treated all professionals fairly?

Yes, ha habido bastante atención de los medios. Hemos tenido artículos y retratos personales sobre profesionales funerarios en los principales periódicos nacionales. La foto a continuación muestra el edificio de la provincia de Brabante, la región más afectada por Covid-19. El texto proyectado dice: “Uitvaarthelden” que significa “Funeral Heroes”.

Could you explain what the three conclusions would be after the experience of the Covid-19 crisis in the sector?

First, la limitación de un máximo de 30 personas en un funeral ha causado mucho dolor. El impacto ha sido mayor en las personas que no pudieron asistir a los funerales. Likewise, la crisis también ha acelerado nuevas iniciativas. Casi todos los crematorios ahora tienen posibilidades de transmisión online.

Por último, creo que es importante tener unas pautas claras. A veces, los empresarios del sector funerario interpretan cosas diferentes, lo que genera confusión y desilusión por parte del cliente.

4. ¿Cuáles serán los cambios en el sector después de toda esta experiencia?

Eso está por ver. Las cosas pueden volver a la normalidad, pero mucha gente también piensa que la cooperación digital y las ceremonias más pequeñas y personales se mantendrán en parte.

5. ¿Cree que los memoriales volverán? How will they be?

Yes, todavía tenemos monumentos conmemorativos. El Covid aceleró algunas tendencias que ya estaban allí. Asistir a ceremonias digitales más pequeñas con más libertad (simplemente sentados alrededor del ataúd y compartir historias y recuerdos sin discursos formales). Esperamos que esta tendencia continúe.