Urnas de cerámica Mastaba

Mastaba es una empresa familiar con su propia fábrica de cerámica. Un lugar donde la artesanía se transmite de generación en generación. La empresa también es productora de las urnas de ‘Celest’, parte de la colección FP-Originals.

“Aquí seguimos haciendo las urnas totalmente a mano aplicando un método de fundición tradicional,” comenta con orgullo Rafał Sikorski, el propietario de Mastaba. “Un proceso que comienza con la plasmación de un diseño único, que después es detallado en un bosquejo conceptual. Sobre esa base hacemos un modelo de escayola que servirá de forma básica para todos los demás productos. A continuación la arcilla líquida se vierte en el molde de fundición para que se seque. Cuando la arcilla está lo suficientemente dura para ser procesada alisamos la superficie e introducimos las urnas en el horno para ser sometidas a una cocción a nada menos que 900 °C. Finalmente aplicamos una capa de esmalte y las urnas son de nuevo cocidas, pero esta vez a una temperatura de 1.050 °C.” Todo el proceso toma entre 4 y 8 días, dependiendo del tipo de barniz requerido, y no interviene ninguna máquina.

“Trabajamos con amor al oficio, pasión por el material y sobre todo mucha atención a los detalles,” continúa Rafał su relato. “Desde el vertido en los moldes hasta la pintura decorativa que se aplica a las urnas.” Y la sostenibilidad es fundamental. Por tanto, solo empleamos materiales de alta calidad, lo más ecológicos posible y separamos los ‘residuos remanentes’, incluso reutilizándolos siempre que sea posible. Todo ello resulta en una colección de urnas preciosa y significativa en todos los aspectos.

Nueva en la colleción Mastaba son las urnas de Casco de moto y Depósito de moto. Estas urnas robustas y de aspecto resistente, terminadas a la perfección hasta el más mínimo detalle.  Un recuerdo hermoso y tangible de un ser querido.